25 ene. 2011

Los refugiados palestinos, moneda de cambio

Al Jazeera ha conseguido acceder a casi 1.700 documentos diplomáticos que detallan los entresijos del proceso de paz entre Palestina e Israel. Se trata de los "Palestine Papers" y ofrecen una visión sin precedentes de las negociaciones entre las autoridades de Estados Unidos, Israel y Palestina. Os ofrecemos el primero de una serie de artículos que desvela cómo la Autoridad Palestina ha estado negociando a la baja sobre una de las principales reclamaciones del pueblo palestino: el derecho al retorno de los refugiados.

La Autoridad Palestina propone que sólo se permita regresar a un puñado de los casi 6 millones de refugiados palestinos.

En el campamento de refugiados de Bourj el Barajneh en el sur de Beirut, un centro para la tercera edad constituye un oasis respecto a las condiciones de hacinamiento y suciedad que existen fuera de sus puertas de metal.

El derecho de retorno

En una reciente mañana de jueves, un grupo de hombres y mujeres de entre 60 y 70 años se reunieron alrededor de una mesa para colorear y dibujar, mientras que otros resolvían crucigramas. Una mujer sentada en una esquina que estaba bordando un vestido bordado tradicional palestino centró mi atención intensamente. La Casa de Envejecimiento Activo del campo de refugiados es un lugar donde ellos pueden hacer pasar el tiempo, confraternizar y compartir las comidas.

Se les conoce como los "Niños de la Nakba" -una generación de palestinos que fueron testigos, y sobrevivieron, a la expulsión forzada y a la violencia cometidas en 1948 por los paramilitares sionistas en nombre del naciente Estado de Israel.

Cada uno tiene una historia acerca de cómo ellos o sus padres lograron escapar de su patria hace más de 60 años -y sus heridas siguen abiertas.

Hay unos seis millones de refugiados palestinos dispersos por todo el mundo, incluyendo más de 400.000 en el Líbano. Aquí se les priva de derechos fundamentales, no se les permite comprar o vender una propiedad y están excluidos de más de 70 categorías de empleo. Sumidos en la pobreza extrema, dependen de una cada vez más incapaz Agencia de las Naciones Unidas para la Ayuda al Refugiado.

Un "número simbólico" de repatriados

Los “Palestine Papers” muestran que los negociadores de la Autoridad Palestina (AP) estaban dispuestos a hacer concesiones importantes sobre el derecho de los refugiados al retorno: en el número que potencialmente podría regresar a sus hogares situados en lo que hoy es Israel; sobre si los refugiados podrían votar cualquier acuerdo de paz; y sobre cuántos serían capaces de residir en un futuro Estado palestino.

En un correo electrónico de Ziyad Clot, un asesor jurídico de los negociadores palestinos en la cuestión de los refugiados, éste escribe: "El presidente [Mahmud] Abbas ofreció una propuesta muy baja sobre el número de repatriados a Israel unas pocas semanas después del inicio del proceso."

Los documentos también revelan que el entonces primer ministro israelí, Ehud Olmert, propuso que se permitiera regresar a 1.000 refugiados palestinos cada año a Israel durante un período de cinco años - un total de 5.000, una pequeña fracción de los desplazados como consecuencia de la creación de Israel.

El 15 de enero de 2010, Erekat dijo a David Hale, un diplomático de EE.UU., que los palestinos ofrecieron a Israel el regreso de "un número simbólico" de refugiados.

Según los documentos, no sólo los funcionarios palestinos ofrecieron una cifra baja de repatriados, el negociador jefe de la OLP, Saeb Erekat, dijo que los refugiados no tendrían derecho a voto en un posible acuerdo de paz con Israel.

Notas de una reunión celebrada el 23 de marzo de 2007 entre Erekat y el entonces ministro belga de Asuntos Exteriores, Karel De Gucht, revelan que Erekat dijo: "Nunca dije que la diáspora podrá votar. Eso no va a suceder. El referéndum será para los palestinos de Gaza, Cisjordania y Jerusalén oriental. No se puede hacer en el Líbano. No se puede hacer en Jordania."

Aunque Erekat admitió los derechos de los refugiados palestinos a determinar su propio destino, durante esas reuniones los negociadores israelíes dejaron clara su visión sobre el tema de los refugiados. En una reunión de negociación el 27 de enero de 2008, la entonces ministra de Exteriores israelí, Tzipi Livni, dijo a sus homólogos palestinos: "su estado será la respuesta a todos los palestinos, incluidos los refugiados. Poner fin a las reclamaciones mediante el cumplimiento de los derechos nacionales para todos."

Erekat parecía querer comprar esta idea. En una reunión con diplomáticos de EE.UU., incluyendo el enviado especial a Oriente Medio, George Mitchell, el 21 de octubre de 2009, Erekat dijo que "los palestinos tienen que saber que cinco millones de sus refugiados no volverán. El número se acordó como una de las opciones. El número de los que regresarán a su propio estado dependerá de la capacidad de absorción anual ".

Así que incluso un futuro estado palestino no podría acomodar a los millones de desplazados que quisieran establecerse allí.

Al Jazeera habló con tres docenas de refugiados en el campamento de Burj al-Barajneh, de 16 a 88 años, y todos ellos expresaron el mismo sentimiento: quieren regresar a su tierra natal, y tener voz y voto en cualquier acuerdo final entre la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) e Israel.

Shafiqa Shalan, de 60 años, que nació en Burj al-Barjnah, dijo que ella no está de acuerdo con establecerse en [un futuro estado palestino] (Palestina, en el texto original, nota del T.). "¿Cuál es la diferencia?", me dijo, "Somos refugiados en el Líbano y volveríamos a ser refugiados en Cisjordania. Así que bien podría quedarme aquí. Yo no considero que ésta es mi casa. Mi patria es el pueblo de donde mis padres fueron expulsados."

De ese sentimiento se han hecho eco los jóvenes residentes en el campamento. Ruwaida Al-Daher, de 47 años, que también nació en Bourj el Barajneh, dijo: "Pedimos el derecho de retorno porque el que no tiene país no tiene dignidad. Vivimos como perros aquí. Pero aún así me opondría a ir a Cisjordania o Gaza. ¿Por qué volver a cualquier lugar que no sea mi ciudad natal?"

Al-Daher dijo que no quiere convertirse en un ciudadano libanés como condición de cualquier acuerdo de paz, y que los negociadores palestinos no tienen poder para hacer concesiones en su nombre. "El derecho al retorno es un derecho personal. Es sagrado," dijo. "Nadie puede cancelarlo o quitarlo."

"Vamos a morir aquí"

Hussam Assairy, de 22 años de edad, trabaja como mecánico en el campo y dijo que se trasladaría a la ciudad natal de sus abuelos, Haifa, si se le diera la oportunidad. "Prefiero vivir en el campo", dijo, "que convertirme en un ciudadano libanés y renunciar a mi nacionalidad palestina". En cuanto a la votación de cualquier acuerdo futuro, dijo: "todos los palestinos deben poder votar. Palestina no es sólo para los que viven allí. Es nuestra también". "Es nuestra más que de ellos", intervino Sara Ghannoum, de 20 años. "Ellos son capaces de vivir allí, mientras nosotros estamos privados de ello."

Para los refugiados en Bourj el Barajneh, regresar a sus lugares de origen es la única opción concebible. "Estoy dispuesto a caminar a Palestina, a mi país", dice Kamel Shraydeh, de 76 años de edad. "Pienso en ello día y de noche, porque como dice el refrán: "El que camina en una tierra extraña se pierde." Décadas después, el Líbano sigue siendo un lugar extraño, que no puede llamar su casa.

A pesar de estos sueños, muchos se han resignado a una vida pasada en los campamentos. Durante el desayuno en el centro de ancianos, un grupo de mujeres reflexionan sobre las décadas que han vivido en Bourj el Barajneh.

"Hemos nacido y hemos envejecido aquí", dijo Asiya al-Ali, de 65 años. "Y vamos a morir aquí", agregó Sha'alan con resignación.

Aun así, en todo el campamento los refugiados se aferran a la esperanza de que algún día su situación va a cambiar -y hay indicios de que ponen sus esperanzas en sus líderes, los cuales han demostrado que están dispuestos a comprometer el derecho al retorno.

Llenándolos de esperanza hay carteles enganchados en las paredes que se desmoronan, con la imagen de un sonriente presidente de la AP, Mahmoud Abbas, y las palabras: "Firme en mis principios".

Fuente: http://english.aljazeera.net/palestinepapers/2011/01/2011124123324887267.html


Traducción: oscar martínez


19 ene. 2011

Una nova llei de partits

oscar martínez

Diu el professor Vicenç Navarro en un dels seus articles que el govern de Zapatero està fent cas, amb la seva política econòmica, a les pressions d'aquell sector minoritari de la població espanyola representada per les grans empresses i la banca, en comptes de tenir en compte els interessos de la majoria de la població, que viu, no de rendes com aquells, sinó del seu treball (quan el té, és clar).

Es tracta d'una versió renovada de la vella lluita de classes, una lluita al voltant del repartiment entre classes tant dels beneficis, com dels sacrificis que comporta la producció de riquesa d'un país. Si ens fixem en la política que està portant a terme el govern espanyol, a la classe en el poder li toca la part grossa dels beneficis (increment del guanys del capital, reducció de les rendes del treball, és a dir dels salaris), a la classe -o classes- dominades (aquí podríem incloure també al petit empresariat) li toca la part grossa dels sacrificis (impostos indirectes més alts, impostos progressius més baixos per a les rendes altes, salaris més baixos, acomiadament més barat, pensions més reduïdes, ja de per si baixes).

La disjuntiva està més que clara. El govern espanyol, que es diu "socialista" i "d'esquerres", està demostrant amb escreix a quina classe està servint (no cal dir-ho, oi?), a qui escolta, i a qui té en compte a l'hora de prendre les seves decisions.

Jo em pregunto: si la democràcia és l'expressió política, en forma de poder executiu, legislatiu i judicial, de la sobirania popular, si democràcia vol dir govern del demos, és a dir, del poble que no és propietari, que viu exclusivament del seu treball (com així s'entenia a l'Atenes democràtica la democràcia), podem dir que tenim, efectivament, un sistema democràtic?

Sent honestos amb nosaltres mateixos, la resposta està també clara: no tenim democràcia. Per tant, la conclusió òbvia és que hem de desemmascarar aquesta mascarada, hem de denunciar que els ciutadans (el perquè ho fan demanaria un altre article) han escollit un Parlament que està en mans, en un 95% si és que no més, de la classe dominant, que té en les seves mans la major part de la riquesa. És a dir, la sobirania popular no està representada en les institucions teòricament democràtiques. Alguna cosa falla. I el que falla és que la immensa majoria de partits polítics amb representació parlamentària no creuen en la democràcia, considerada aquí en la seva accepció clàssica: "govern del poble", sinó en un altre sistema completament oposat: la oligarquia, el govern d'uns pocs.

Per tant, parlem-ne clar. Diguem les coses tal com són, si no volem viure en mig d'un parany permanent, del qual és difícil sortir-ne si no aprenem a pensar per nosaltres mateixos. Hi hauria d'haver un canvi en les lleis que configuren el sistema polític vigent, per tal que sigui realment democràtic. Una de les primeres coses que s'haurien de fer, al meu judici, és una Llei de Partits on es prohibís la presència en les institucions democràtiques d'aquells partits que serveixin a la classe dominant, en comptes de vetllar pel bé general. Com és pot saber això? Doncs de dues formes: en els seus programes electorals i en les seves fonts de finançament. Qualsevol partit que portés al parlament un programa polític oposat als principis de distribució equitativa de la riquesa (demanant la reducció dels impostos als rics, per exemple) hauria d'estar prohibit per llei, perquè no és democràtic. En segon lloc, qualsevol partit que es demostrés que ha estat finançat per empreses o altres grups de poder econòmic com són els bancs privats o les companyies financeres, hauria també de ser prohibit, perquè, lògicament, no representa al conjunt del poble, sinó a un grup social molt determinat, que té uns interessos diferents als del poble.

És tan difícil fer això? No. Es tracta, ni més ni menys, que de fer complir la Constitució, que ja defineix prou bé el que és -el que hauria de ser- la nostra democràcia. La Constitució, si la llegim sense cinisme, deixa molt clar el paper dels poders públics a l'hora d'establir un “orden económico y social justo” (veieu el meu article La Constitución española: una ley que no se cumple). És obvi, com defenso allà, que els poders públics no estan complint aquest paper.

Per tant, es tractaria de canviar l'actual Llei de Partits i fer extensives les condicions que defineixen el que ha de ser un “partit democràtic” als principis que acabo de mencionar. Un partit no pot ser considerat democràtic si el seu ideari, si els seus objectius polítics estan clarament orientats a deixar inalterable l'ordre econòmic i social actual, clarament injust i, per tant, no democràtic. Un partit no pot ser considerat democràtic si demostra amb la seva política diària que actua al servei de la oligarquia en el poder (perdoneu la redundància).

Quants partits compleixen aquestes condicions? Alguns. Aquest són els que cal votar i recolzar social i políticament. Als altres, ni aigua.

Nota: gràcies al meu amic i company Chris per fer-me arribar l'article del Vicenç Navarro i donar-me la idea per escriure aquestes línies.

11 ene. 2011

Pero ¿qué quieren que digan: nos rendimos?

oscar martínez

Hace meses que venimos asistiendo a multitud de declaraciones en las que se ha ido confirmando que ETA está, por fin, decidida a abandonar la lucha armada como vía para alcanzar sus fines políticos. La última y más esperanzadora muestra fueron las pasadas declaraciones del dirigente abertzale encarcelado Arnaldo Otegi, quien concedió una entrevista al diario Wall Street Journal el pasado 28 de diciembre, en la que comunicaba que su grupo político rechazaba (por primera vez de forma explícita) "any violence that seeks to attain political objectives", "cualquier violencia que persiga lograr objetivos políticos". Más claro: el agua.

Batasuna, efectivamente, pidió a ETA que dejara las armas (las bases de Batasuna declararon hace poco que sólo debían utilizarse medios pacíficos y democráticos para lograr la independencia: "la lucha de masas, la lucha institucional y la lucha ideológica") y ETA lo acaba de hacer público. En un comunicado (adjunto a este artículo), ETA acaba de anunciar que declara "un alto el fuego permanente y de carácter general, que puede ser verificado por la comunidad internacional.", es decir, el fin de la lucha armada ("permanente y de carácter general").

Sin embargo, las reacciones políticas han sido en todos los casos negativas y/o "excépticas". El comunicado "es insuficiente", "un escarnio", o una "treta". Pero si han dicho que dejan las armas. ¿Qué esperan que digan: nos rendimos, métannos a todos en la cárcel?

Dicen el gobierno, el PP y prácticamente todos los medios de comunicación (como se puede apreciar en la noticia adjunta a este artículo) que la declaración de alto el fuego de ETA "no es incondicional". Perdonen, pero si leemos el comunicado de ETA, en él no se dice: "haremos un alto el fuego permanente" (o sea, "dejaremos las armas") si nos conceden el derecho a la autodeterminación (conviene fijarse en esto porque ETA habla de la independencia como una de las soluciones al conflicto, no la única, eso corresponde decidirlo al pueblo vasco, sólo al pueblo vasco). Lo que dicen es que dejan las armas (ya, ahora, no para dentro de dos años) para hacer posible que el pueblo vasco pueda decidir sobre su futuro como pueblo (como les pidieron los firmantes de la Declaración de Bruselas).

La Declaración de Bruselas fue hecha pública en marzo de 2010 y está firmada por participantes en procesos de negociación de conflictos mucho más graves que el que enfrenta a vascos y españoles, como son el proceso de paz de Irlanda y el fin del apartheid en Sudáfrica. Algunos de sus firmantes son premios Nobel de la Paz. En esta declaración se dice:

"... damos la bienvenida y elogiamos los pasos propuestos y el nuevo compromiso público de la Izquierda Abertzale con los medios «exclusivamente políticos y democráticos» y una «total ausencia de violencia» para conseguir sus objetivos políticos.

(...)

... los próximos meses pueden dar paso a una situación donde el compromiso por los medios pacíficos, democráticos y no violentos se convierta en una realidad irreversible. Para ello, hacemos un llamamiento a ETA para que apoye este compromiso declarando un alto el fuego permanente y completamente verificable."

Como se puede ver, las palabras utilizadas en uno y otro comunicado son literalmente exactas.

Por su parte, Brian Currin (en la foto), abogado sudafricano elegido como "facilitador" en el proceso de paz vasco-español, declaró a la prensa que el comunicado de ETA "cumple las condiciones señaladas para el establecimiento del Grupo Internacional de Contacto (GIC)". El GIC es el nombre con el que se conoce el foro de diálogo compuesto por mediadores internacionales que debe ser creado para aportar soluciones al conflicto, siguiendo experiencias anteriores, como la de Irlanda del Norte.

En cambio, los medios, el gobierno, el PP, están jugando a la confusión con los ciudadanos, reduciendo las expectativas de paz que tanto desean el pueblo español y el vasco. Dice Público que ETA "exige el fin de la acción policial y un referéndum sobre el futuro del País Vasco" como "contraprestación" para dejar las armas. Mienten, no se trata de una condición, sino de una consecuencia deseable de abandonar la vía armada. ETA declara que (y cito textualmente) "El proceso democrático debe superar todo tipo de negación y vulneración de derechos y debe resolver las claves de la territorialidad y el derecho de autodeterminación, que son el núcleo del conflicto político." Pero esto último no lo plantea como una condición para dejar las armas, sino al contrario, porque a continuación (en un párrafo aparte), dice:

"Por consiguiente: ETA ha decidido declarar un alto el fuego permanente y de carácter general, que puede ser verificado por la comunidad internacional. Este es el compromiso firme de ETA con un proceso de solución definitivo y con el final de la confrontación armada."

Recalquemos la palabra "compromiso".

Es decir, ETA deja las armas para hacer posible la paz y la resolución pacífica del conflicto vasco (en la forma que ETA y, seguramente, la mayoría del pueblo vasco, cree que debe hacerse: reconociendo su derecho a la libre determinación) y esto es un paso enorme para solucionar el conflicto porque supone reconocer que la violencia no es el camino. ¿Se puede ser más artero en la interpretación de un texto?

¿Qué quieren PP y PSOE que diga ETA: que la organización vasca no sólo renuncia a la vía armada (el medio) sino también a plantear siquiera la posibilidad de que el pueblo vasco pueda elegir permanecer dentro o independizarse del estado español (el fin)? ¿Es eso?

Pues esa pretensión no es nada democrática, para decirlo bien claro.

ETA anuncia un alto el fuego "permanente, general y verificable"

El paso dado por la banda terrorista no es incondicional. Como contraprestación, exige el fin de la acción policial o un referéndum sobre el futuro del País Vasco

PÚBLICO.ES Madrid 10/01/2011 11:46 Actualizado: 10/01/2011 18:25



Después de varias semanas de espera, ETA ha hecho público un comunicado (en PDF) en el que redobla su compromiso de poner fin a la violencia terrorista mediante el anuncio de un alto el fuego"permanente", de carácter "general" —lo que implicaría abandonar la extorsión y la violencia callejera— y verificable internacionalmente. Cumple de esta forma con el emplazamiento hecho por la izquierda abertzale en la Declaración de Bruselas y el Acuerdo de Gernika.

Esa es la parte más positiva del texto. La más negativa es que no es incondicional. Como contraprestación, la banda terrorista exige el fin de la acción policial y un referéndum sobre el futuro del País Vasco. Asimismo, y en clara alusión a la legalización de Batasuna de cara a las elecciones municipales de mayo, reclama que "la ciudadanía vasca debe tener la palabra y la decisión sobre su futuro, sin ningún tipo de injerencia ni limitación".

"No es una mala noticia, pero no es la noticia", ha subrayado el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. "Si me preguntan si estoy más tranquilo, les respondería honestamente que sí. Si me preguntan si esto es el final, diría no. Si me preguntan si esto es lo que la sociedad espera, la respuesta es rotundamente no", ha zanjado.

El lehendakari Patxi López considera, por su parte, que la declaración significa que ETA "ha empezado a asumir que su final es inevitable".

Llamamiento a España y Francia

"Es tiempo de actuar con responsabilidad histórica", señala la organización terrorista, que hace un llamamiento a las autoridades de España y Francia a que "abandonen para siempre las medidas represivas y la negación de Euskal Herria".

"Es tiempo de actuar con responsabilidad histórica"El anuncio, que supone un avance respecto al "cese de las acciones armadas" declarado el pasado septiembre, lo 'vende' ETA como un ejemplo más de su "esfuerzo y lucha por impulsar y llevar a término el proceso democrático, hasta alcanzar una verdadera situación democrática en Euskal Herria".

Último trayecto, la independencia

Según la organización terrorista, corresponde a los "agentes políticos y sociales vascos" llegar a acuerdos sobre la "formulación del reconocimiento de Euskal Herria y su derecho a decidir", así como asegurar que se puedan defender todos los proyectos políticos, "incluida la independencia".

"El proceso democrático debe superar todo tipo de negación y vulneración de derechos"

ETA, que ha asesinado a más de 900 personas desde que comenzó su actividad hace más de 50 años, entiende que su paso contribuye a ahondar en el final de "la confrontación armada". Por ello "ETA ha decidido declarar un alto el fuego permanente y de carácter general que puede ser verificado por la comunidad internacional", señala el texto.

El comunicado, publicado en el diario Gara, está redactado en euskara, español e inglés. El vídeo, de poco más de dos minutos de duración, está grabado en euskara y español y está leído por un hombre en castellano y por una mujer en la versión en euskara. Es el octavo pronunciamiento de la banda terrorista en el último año.

Escepticismo de los partidos políticos

El Gobierno vasco cree que el comunicado"es insuficiente" porque no anuncia su decisión de abandonar definitivamente las armas, según han informado a Europa Press fuentes del Ejecutivo. Los partidos políticos, entre ellos el PSOE, IU, y las víctimas del terrorismo han acogido el texto con escepticismo el texto.

Según explicó el facilitador surafricano Brian Currin en una entrevista con Público el 13 de noviembre, "el proceso de verificación conduciría a otro de desarme. Esto nos situaría ya en una segunda fase: el final definitivo de la estrategia de ETA".

El Gobierno sólo quiere la desaparición definitiva

El comunicado de ETA llega después de que, a comienzos de septiembre, anunciase el cese de sus "acciones armadas" como paso previo a la apertura de un eventual proceso de diálogo que conduzca al final de la violencia y a la resolución del "conflicto político".

A priori, no debería saciar los deseos del Gobierno, que siempre ha visto "insuficiente" una declaración de alto el fuego o una tregua por parte de la banda terrorista. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que ha llevado la voz en todos los asuntos concernientes a la banda terrorista, ha señalado en decenas de ocasiones que sólo vale desaparición definitiva de ETA.

"Este es el compromiso firme de ETA con un proceso de solución definitiva y con el final de la confrontación armada"

"El problema de las treguas y de los altos el fuego es que, al no ser definitivo, uno puede pasado un tiempo decir aquello de 'es que no es como yo creía y entonces voy a volver'. Eso lo tenemos muy en cuenta, en otras palabras: si alguien está trabajando en hojas de ruta y escenarios, que tenga en cuenta que el Estado estas cosas las sabe y las conoce y por tanto que esta cosa de las treguas tiene interés, pero la tregua de verdad es la que es para siempre", ha señalado Rubalcaba.

Durante el último año las fuerzas de seguridad del Estado han detenido a más de cien presuntos miembros de ETA o vinculados con el entorno de la organización terrorista.

***

Declaración de ETA


ETA, organización socialista revolucionaria vasca de liberación nacional, desea mediante esta Declaración dar a conocer su decisión:


En los últimos meses, desde Bruselas hasta Gernika, personalidades de gran relevancia internacional y una multitud de agentes políticos y sociales vascos, han subrayado la necesidad de dar una solución justa y democrática al secular conflicto político.


ETA coincide en ello. La solución llegará a través de un proceso democrático que tenga la voluntad del Pueblo Vasco como máxima referencia y el diálogo y la negociación como instrumentos.


El proceso democrático debe superar todo tipo de negación y vulneración de derechos y debe resolver las claves de la territorialidad y el derecho de autodeterminación, que son el núcleo del conflicto político.


Corresponde a los agentes políticos y sociales vascos alcanzar acuerdos para consensuar la formulación del reconocimiento de Euskal Herria y su derecho a decidir, asegurando la posibilidad de desarrollo de todos los proyectos políticos, incluida la Independencia.


Como resultado del proceso, la ciudadanía vasca debe tener la palabra y la decisión sobre su futuro, sin ningún tipo de injerencia ni limitación.


Todas las partes deben comprometerse a respetar los acuerdos alcanzados y las decisiones adoptadas por la ciudadanía vasca, estableciendo las garantías y mecanismos necesarios para su implementación.


Por consiguiente:


ETA ha decidido declarar un alto el fuego permanente y de carácter general, que puede ser verificado por la comunidad internacional. Este es el compromiso firme de ETA con un proceso de solución definitivo y con el final de la confrontación armada.


Es tiempo de actuar con responsabilidad histórica. ETA hace un llamamiento a las autoridades de España y Francia para que abandonen para siempre las medidas represivas y la negación de Euskal Herria.


ETA no cejará en su esfuerzo y lucha por impulsar y llevar a término el proceso democrático, hasta alcanzar una verdadera situación democrática en Euskal Herria.


GORA EUSKAL HERRIA ASKATUTA! GORA EUSKAL HERRIA SOZIALISTA! JO TA KE INDEPENDENTZIA ETA SOZIALISMOA LORTU ARTE!

En Euskal Herria, a 8 de enero de 2011

Euskadi Ta Askatasuna E.T.A.

3 ene. 2011

La cultura obrera según Engels

A los que hayáis leído "¿La cultura de masas es realmente libre?, me gustaría recomendaros que leyeráis también unos fragmentos que he escogido de un libro interesantísimo de F. Engels: "La situación de la clase obrera en Inglaterra".

En este libro, Engels describe con todo lujo de detalles las condiciones de vida y de trabajo de los obreros y obreras ingleses, pero no sólo eso. En la escuela nos enseñaron a ver este libro desde esta única perspectiva pero si lo leéis (cosa que os recomiendo) Engels nos enseña mucho más de la idiosincrasia del proletariado inglés de mediados del siglo XIX. Engels nos habla de algo que pasa totalmente desapercibido (y no por casualidad) en los programas "educativos" actuales: la cultura obrera.

En la escuela nos han convencido de que la clase obrera no tenía, no tiene, cultura propia. Que ésta le viene siempre de arriba, que la recibe de forma pasiva y en forma degradada de las "clases cultas". Engels desmiente todas estas ideas falsas. Los obreros gozaban en su tiempo de un interés por la cultura mucho mayor de lo que nos pensamos. La cultura obrera estaba muy activa y los obreros conscientes (los socialistas, los cartistas) se desvivían por conservarla y acrecentarla, y esto era fuente de gran preocupación para la burguesía, que hizo todo lo que pudo para impedir que los obreros se instruyeran y se independizaran del control que ejercía la Iglesia (las diferentes iglesias en el caso de Inglaterra) sobre la escuela.

En fin, me callo y os dejo con Engels:

"En el informe de la Children's Employment Commission millares de pruebas atestiguan (...) que ni los cursos diarios ni los dominicales [impartidos por las diferentes sectas religiosas inglesas] responden en absoluto a las necesidades de la nación. Ese informe ofrece pruebas de la ignorancia que reina entre la clase trabajadora inglesa y que no se esperaría ni en países como España o Italia. Pero ello no podría ser de otro modo; la burguesía tiene poco que esperar, pero mucho que temer de la formación intelectual del obrero. En su presupuesto colosal de 55 millones de libras esterlinas, el gobierno ha asignado la ínfima suma de 40.000 libras esterlinas para la instrucción pública; y, de no ser por el fanatismo de las sectas religiosas, cuyas fechorías son tan importantes como las mejoras que aporta aquí y allá, los medios de instrucción serían todavía más miserables.

En efecto, la iglesia anglicana funda sus National Schools, y cada secta sus escuelas, con la única intención de conservar en su seno a los niños de sus fieles, y si es posible raptar de vez en cuando una pobre alma infantil a otras sectas. La consecuencia de ello no es sino la religión, y precisamente el aspecto más estéril de la religión: la polémica es elevada a la dignidad de disciplina por excelencia, y la memoria de los niños es atiborrada con dogmas incomprensibles y con distinciones teológicas; lo antes posible se estimula en el niño el odio sectario y la santurronería fanática, mientras que toda formación racional, intelectual y moral es vergonzosamente descuidada. Repetidas veces los obreros han exigido del parlamento una instrucción pública puramente laica, dejando la religión a los curas de las diferentes sectas, pero todavía ningún gobierno les ha concedido tal cosa."

Págs. 175-176.

"Afortunadamente, las condiciones en que esa clase vive le dan una cultura práctica, que no solamente sustituye el fárrago escolar, sino que anula los efectos perniciosos de las ideas religiosas confusas de que está compuesto, y que incluso sitúa a los trabajadores a la cabeza del movimiento nacional en Inglaterra. La miseria enseña al hombre a defenderse, y lo que es más importante, a pensar y a obrar. El trabajador inglés que sabe apenas leer y todavía menos escribir, sabe muy bien sin embargo cuál es su propio interés y el de toda la nación; sabe asimismo cuál es el interés muy particular de la burguesía, y lo que tiene derecho a esperar de esa burguesía. Si no sabe escribir, sabe hablar, y hablar en público; si no sabe contar, sabe lo bastante sin embargo para hacer, sobre la base de nociones de economía política, los cálculos necesarios para atravesar de parte a parte y refutar a un burgués partidario de la abolición de la ley de granos; si a pesar del trabajo que se toman los curas, las cuestiones celestes siguen siendo para él muy oscuras, le resultan muy claras las cuestiones terrestres, políticas y sociales."

Págs. 178-179.

Las diferentes fracciones de obreros (...) han creado por sus propios medios un gran número de escuelas y de salas de lecturas para elevar el nivel intelectual del pueblo. Cada institución socialista y casi cada institución cartista posee un establecimiento de ese género, y numerosos sindicatos siguen igualmente ese ejemplo. Se imparte a los niños una educación verdaderamente proletaria, exenta de todas las influencias burguesas, y en las salas de lectura se hallan casi exclusivamente periódicos y libros proletarios. Esos establecimientos representan un peligro muy grave para la burguesía, que ha logrado sustraer cierto número de institutos de ese género (...) a la influencia del proletariado y transformarlos en instrumentos destinados a extender entre los obreros los conocimientos útiles a la burguesía.”

En ellos se estudian las ciencias de la naturaleza que distraen a los obreros de su lucha contra la burguesía, y pueden proporcionarles los medios de hacer descubrimientos que producirán dinero a los burgueses -mientras que el conocimiento de la naturaleza en realidad no tiene actualmente ninguna utilidad para el obrero, porque con frecuencia ni siquiera tiene ocasión de ver la naturaleza en la gran ciudad donde vive, ya que es esclavo de su trabajo. Se predica asimismo la economía política, cuyo ídolo es la libre competencia, de donde resulta solamente que, para el obrero, no hay nada más razonable que dejarse morir de hambre con tranquila resignación. Toda la educación que se imparte tiende a hacerlo dócil, flexible, servil con respecto a la política y a la religión reinantes, de modo que para el obrero no es más que una continua exhortación a la obediencia tranquila, a la pasividad y a la sumisión a su destino. Naturalmente, la masa de los obreros no quiere saber nada de esos institutos, y se dirige a las salas de lectura proletarias (...)

Con frecuencia he oído a trabajadores harapientos hablar de geología, de astronomía y de otras cosas con más conocimiento de esas materias que muchos burgueses alemanes cultos. Y lo que muestra hasta qué punto el proletariado ha sabido adquirir una cultura propia, es que las obras modernas que hacen época en filosofía, en política y en poesía son leídas casi únicamente por obreros. El burgués, criado servil del régimen social existente y de los prejuicios que el mismo implica, se asusta y se persigna ante todo lo que es susceptible de constituir un progreso. El proletario mantiene los ojos abiertos ante esos progresos y los estudia con placer y éxito. A este respecto, los socialistas sobre todo han aportado una contribución inconmensurable a la cultura del proletariado; ellos han traducido las obras de los materialistas franceses: Helvetius, Holbach, Diderot, etc., y las han difundido en ediciones económicas al lado de las mejores obras inglesas. La Vida de Jesús, de Strauss, y La Propiedad, de Proudhon, se han divulgado igualmente sólo entre el proletariado. Shelley, el genial y profético Shelley, y Byron, con su ardor sensual y su sátira amarga de la sociedad existente, cuentan entre los obreros su público más numeroso; los burgueses no poseen sino ediciones castradas, las family editions, que se han adaptado al gusto de la moral hipócrita del día. Los dos más grandes filósofos prácticos de los últimos tiempos, Bentham y Godwin, son asimismo, sobre todo este último, la propiedad casi exclusiva del proletariado; aunque Bentham también ha hecho escuela entre la burguesía radical, únicamente el proletariado y los socialistas han logrado derivar una enseñanza progresista de su doctrina. Sobre esas bases el proletariado se ha formado una literatura propia, compuesta sobre todo de folletos y de periódicos cuyo valor supera con mucho a toda la literatura burguesa."

Págs. 327-328.